lunes, 12 de enero de 2009

156 LLAMADAS PERDIDAS



Cuando el cuerpo del piloto francés Pascal Terry fue encontrado sin vida a pocos metros de su moto y un lugar casi inaccesible, en su teléfono móvil había 156 llamadas perdidas. Todas ellas eran de su mujer que de alguna forma sentía que algo extraño había ocurrido.

La autopsia confirmó después que el piloto del Dakar habría sufrido un edema pulmonar y que al comenzar a sentirse mal, había abandonado la moto y buscado un lugar a la sombra donde refugiarse, con agua y comida a mano. El lugar donde esperó la muerte.

Cuesta poco trabajo imaginar a una mujer desesperada en el otro extremo del mundo marcando una y otra vez un número que seguramente sabría de memoria. En la era de las nuevas tecnologías la angustia ha encontrado su medio natural. Acostumbrados como estamos a la comunicación en tiempo real a través de sms, correos electrónicos que llegan al teléfono y sobre todo a la inmediatez de una llamada de móvil a cualquier lugar del mundo, el tiempo es más elástico que nunca y la espera se nos hace insoportable.

Hace 40 años nuestras madres esperaban en las vueltas del camino la llegada del cartero que quizá trajera noticias de aquel medio novio condenado a un servicio militar a cientos de kilómetros. En nuestra adolescencia, pasabamos la tarde vigilando el teléfono por si a él se le ocurría llamar. Y ahora nos aferramos al móvil comprobando cada cuatro minutos si hay llamada perdida o el sms ha llegado.

Quizá este cambio en la percepción del tiempo ha afectado en cienta medida al resto de nuestra vida. La PACIENCIA ha dejado de ser una virtud para convertirse casi en un mito. Quemamos días, kilómetros y fases vitales cada vez con mayor rapidez. Y apenas nadie se sienta ya a ver pasar el tiempo... solo por el placer de sentirlo pasar.



PD. Y hablando de tiempo, me temo que mis vacaciones han sido más largas de lo que pensaba y volver a la vida real, al trabajo y al blog me ha costado muchisimo. Pero ya estoy de vuelta. Creo.


7 comentarios:

Lilyth dijo...

Justamente pensaba en esto últimamente, la percepción del tiempo a través de la tecnología y de ahí pasé a la valoración del pasado con tanto trasto, no se si me explico, pero me das muchas mas ideas para divagar ;)
welcome back!

cuandomequieras dijo...

Jo, te he echado de menos... espero que lo hayas pasado muy bien.

Hace tiempo lo pensaba, fui de las que tardaron en utilizar el móvil y en aficionarse a él, y soy de las pocas personas que conozco perfectamente capaces de vivir sin él un día entero (o una semana, en realidad). El hecho es que no me importa estar ilocalizable, pero parece que estamos en un tiempo en que nos cabrea soberanamente no saber dónde está el otro, que no coja el móvil, que esté fuera de cobertura... nos hemos convertido en "controladores" impacientes, y en resignados objetos de control, cuando no hace tantos años que, si no estabas en casa, no estabas para el mundo. Y no pasaba NADA. Qué tiempos aquellos...

En cualquier caso, si, quizá la mujer del piloto sintió algo. Quizá quiso asegurarse de que su "fuera de cobertura" no fuera definitivo...

Duncan de Gross dijo...

Uuf, trágico lo de este piloto, y triste la historia que cuentas...

Indo dijo...

pues bienvenida de nuevo.
yo no suelo ser muy histérica cuando alguien no me coje el movil, por ejemplo. pero me imagino la angustia de esa mujer, con el corazón en un puño. qué triste, jo.
y es cierto lo de "quemar" cosas. ir corriendo a todas partes. vivir rápido. todo aprisa. y me horroriza.
en fin, a ver si nos vamos animando. como sea.

Lupita dijo...

Hemos renunciado a muchas cosas por las nuevas tecnologías aunque hayamos ganado algunas otras. Si no coges el teléfono de casa te llaman al móvil, si no coges el móvil te insisten, si sigues sin cogerlo empiezan a llamar a otras personas preocupados que a la vez te empiezan a llamas también... en fin, hola móvil, adios momentos de aislamiento voluntarios...

Aunque, por otra parte es reconfortante saber que puedes comunicarte con quien quieras cuando quieras, por lejos que esté...

Me alegra que hayas vuelto María

cristal00k dijo...

Que mala suerte lo de Terry. La verdad es que me costaría renunciar al móvil. Y la paciencia, tampoco es uno de mis fuertes...
Bienvenida de nuevo guapa. Y ni se te ocurra dejarnos plantados eh?
Un besazo.

Maria de Mave dijo...

Hola a todos y sobre todo, muchísimas gracias por vuestras cariñosas bienvenidas. La verdad es que llevo un arranque de semana de pena, fatal y vuestros achuchoncillos son muy agradables...

Gracias de verdad.