jueves, 27 de enero de 2011

ADICTA


Cuarenta minutos y un cambio de ordenador me costó anoche entrar de nuevo en el msn para ver a mi sobrinete. ¡Con lo que yo he sido y la de horas que le he echado el messenger hace unos años!!! El caso es que mientras intentaba conectar la cam y no había manera, cambiaba al otro ordenador y no me pillaba la 3G, contestaba al teléfono para escuchar a mi hermano decir que ellos sí, ellos sí me oían jurar en arameo y que incluso habían llegado a verme, pensaba en lo fácilmente que los humanos (o al menos yo) nos enganchamos a algo y pensamos que no podemos vivir sin utilizarlo, hasta que de repente, algo cambia y no pasa nada.

Me pasó con el msn, me pasó con la batidora de la leche para el capuccino, con los dominicales de los periódicos y con la blackberry. Enganchada hasta el punto de pasarlo fatal si un día no podía hablar con la gente, si tenía que tomarme la leche sin batir o si me quedaba sin batería en la BB (un buen amigo llegó incluso a regalarme un libro de cachodeo sobre el tema  "¿Quien se ha llevado mi Blackberry?"). Hasta que un día llegó mi queridísimo y apagué el ordenador, nos fuimos a Londres y cambié el café por el té... y así con tantas y tantas cosas (el enganche al móvil, aunque ya lo haya cambiado por un Iphone, lo mantengo).

Me pasa ahora con youkioske, con la tienda virtual de ZARA  y con los outlets se ropa en internet. Los miro cada mañana, como una especie de ritual, aunque pocas veces compro algo y cuando algo me gusta, pasa como con los billetes de Ryanair, que lo que quieres, lo que te interesa, nunca está.

¿Os ocurre a vosotros? ¿Os enganchais a algo como si os fuera la vida en ello para que, de repente y cuando menos te lo esperas, pierdes el interés sin más?

3 comentarios:

Naar dijo...

yo soy de poco engancharme a cosas, pero si lo hago me dura bastante...
aunque es cierto que paso rachas, como la época de jugar al profesor layton compulsivamente.
ahora soy un poco adicta a escribir en el blog y a cotillear cosas en el facebook, pero si me voy un finde fuera o algo y no lo veo, ni me acuerdo...
sólo soy adicta al tabaco, me temo y aún así puedo pasar un día sin fumar sin tirarme de los pelos...

Duncan de Gross dijo...

A mi si, y el blog es un ejemplo de ello. Mucha gente se queja ahora de la falta de entradas, y de hecho he pasado de 174 seguidores a 130, pero es que hasta hace dos años iba por una entrada diaria y ahora si acaso son dos-tres al mes... Antes visitaba 15-20 blogs diarios y ahora 3-4 al mes... Ahora (desde hace meses) mi rutina se basa en, por las mañanas, abro 5 pestañas: HOY (periódico extremeño), Sindicato Pide (mi sindicato de secundaria), Yahoo, Facebook y Yonkis.com (curiosidades y videos)... Y el blog, por desgracia, a pasado a un tercer o incluso cuarto plano (quizás también la pérdida de lectores-seguidores, me han hecho cambiar estos hábitos...)...

Morlaa dijo...

Me pasa igual que a ti con el msn, antes lo tenía abierto permanentemente y no podía vivir sin el, pero con el paso de los años pasó y ya casi nunca se enciende, eso si, no podria vivir sin ver mi facebook cada día, seguro que dentro de unos años se me pasará el vicio.

Lo del movil es impepinable, no conozco a nadie que sepa sobrevivir sin uno!

un saludo!