jueves, 25 de octubre de 2012

TIEMPO

Dios! que rápido pasa el tiempo!
 













Me lo dice mi madre, que cuando cumples cierta edad, la vida te sisa dias continuamente y lo comprobaba esta mañana cuando un compañero me preguntaba "¿a que dia estamos?" y yo, absolutamente convencida, le decía que a 22.

Los que me conocen saben que exprimo las horas al máximo y que pocos ratos paso tumbada sin nada que hacer. Y sin embargo, a veces me da la sensación de que el calendario sube una cuesta hasta el dia quince y que de ahí a fin de mes la cuesta se invierte y los días, ayudados por la gravedad, se precipitan cuesta abajo sin que los podamos parar.

En el primer piso que viví de estudiante en Salamanca, teníamos un calendario de madera, un simple listón con los números pintados y una cuerda atada de arriba a abajo. La cuerda atravesaba una bolita que movías cada día hasta que el mes volvía a empezar. Lo mismo, a partir del quince no había quien pudiera parar la dichosa bola.

¿que por qué cuento esto? porque hace la tira que no escribo nada y de alguna manera me tenía que justificar. Vuelvo. De nuevo. Y sabiendo que si esto fuera una relación la otra parte ya me habría mandado a hacer puñetas hace tiempo. Pero de momento, soy una mujer con suerte, con los hombres y con el blog.

pd1. La foto, es una de las obras del la patrulla de Urban Knitting Zaragoza en este caso en el Tubo. Me encanta lo que hacen! Podeis ver más cosas aquí  http://urbanknittingzaragoza.blogspot.com.es

pd2. Un sitio que me apetece probar, aunque sea solo por el nombre  "El cocinero arrepentido", un bar de tapas que tiene una pinta estupenda. Ya os contaré.