martes, 10 de febrero de 2009

CONFIESO. Estoy enganchada a granjero


Lo confieso. Soy una de los 2.000.000 de españoles que cada lunes disparan el share de Cuatro al 12%, cuatro puntos por encima de la media de la cadena, gracias a mi adicción (ahora confesada) al reality de los granjeros. FHMP también, pero él porque le escondo el mando y no le queda más remedio.

Reconozco que hace un par de semanas hubiese sido capaz de negar hasta tres veces como Pedro que un reality había sido capaz de atraparme, pero en los últimos días he comprobado que las/los seguidores de los granjeros somos legión. De hecho, en la reunión de redacción de esta mañana el granjero-cotilleo ha ganado por goleada y hasta mi amiga M. ha soltado por fin la wii para sentarse frente a la tele.

Y es que la mezcla de elementos es tan brillante que algunos países europeos ha llegado a alcanzar el 52% de cuota de pantalla, algo que en España desde hace años y con la atomización de oferta los programadores no se atreven ni a soñar.

El programa, como casi todo en los medios hoy, es una copia de un original americano donde granjeros-cachas-buenorros alternaban con urbanitas-neumáticas-teñidas, pasado por el tamíz de la versión francesa que optó por tipos normales relacionándose con mujeres normales. Y sí, igual habría que poner unas comillas al "normales", porque irte un mes a la tele a quitar fiemo a la granja de un tipo que no conoces de nada y que te ha elegido previamente en una especie de mercado de carne, no deja de tener su aquel.


El casting de granjeros es sin duda, brillante. Desde el canoso estupendo viticultor y alcalde de su pueblo en Zamora al vasco de la fábrica de chorizos que vende talos en las ferias disfrazado de casero pasando por el chulillo de discoteca que de lunes a viernes cría vacas, el chavalín de la montaña de Lérida que nunca ha salido del pueblo o el andaluz de plaza de toros del tópico más casposo. Y respecto a ellas, pues igual, de todo un poco, incluyendo la buena chica de coro de parroquia, la poligonera con kilómetros de recorrido y sobre todo chicas normales que a veces se quedan mirando a la cámara con cara de... "que coño hago yo aquí?".

Sobre todo teniendo en cuenta algunas frases gloriosas que sin duda pasarán a ser politono... y a la historia de la televisión:

Guillamet (el payés rarito): Para mí es más fácil el campo que vosotras dos
Talita (la brasileña guapísima): Sólo las vacas trincan así
Raquel (la poligonera con kilómetros): Si, nos enrollamos, pero no hemos follado que es lo que importa ya, ¿no?
Padre de Nides (el padre del canoso de Zamora): Era yo el que le ayudaba, así que me habéis venido como Dios
Aitor (el vasco de los chorizos): Ésta es más tonta que un zapato. Hoy se va a su puta casa.

(continuará)

6 comentarios:

Lilyth dijo...

La verdad es que después de comprobar que todo reality "made in spain" encuentra la manera de vender morbo no he seguido ninguno, te comento a manera de anécdota, que eso de que los granjeros busquen esposa por otros medios no es un hecho alejado de la vida real, mi tío (que vive en el campo mas campo que te puedas imaginar) conoció a la que hoy es su esposa gracias a sus hermanos, y aunque lo decimos en broma no nos alejamos de la realidad al confesar, "la conquistaron ellos" jajajaja

Duncan de Gross dijo...

No sigo el reality, pero vamos, que si quiero ver granjeros/as solo tengo que ponerme a andar tres minutos y medio, lo mismo da dirección Portugal o Aspanya y los hay a porrillo...

cuandomequieras dijo...

No veo realities, desde el primer Gran Hermano (que me tragué enterito, con sus resúmenes y todo) dije que nunca más y, de momento, lo voy cumpliendo. Aunque algo tendrá si dices que hay tanta audiencia... de todas formas, creo que me gusta más la forma tradicional de buscar novia, esposa o un apaño ocasional. Pero es una opinión... ¿y dices que están buenorros? jajajaja
Un besito campestre.

katanga dijo...

jajajaja, María. Yo me los trago todos (GH's, Fama's, OT's, las islas de famosos, Pekin Express, el glorioso "Confianza ciega" y hasta el denostado Bus de A3), pero éste no lo he visto ni un sólo día.

Tb es cierto q de un tiempo a esta parte me he vuelto más selectiva, pq no he podido con los coros o el toni manero o éste q empezó el otro día q ya ha creado polémica desde el minuto cero, el de la vuelta al mundo en directo de A3. Se supone q el formato está trillado y a estas alturas deberían saber cómo llevarlos, pero no. No todos los realitys son iguales.

cristal00k dijo...

Ah! a través de mis gemelas he acabado enganchada a Fama, porque tanbién esconden el mando... ¡quien nos ha visto y quien nos ve Maria...! Un poco de trivialidad de vez en cuando no viene mal. Y si derivan hacia la pornografía emocional, pues a cambiar de canal, que para eso está el mando.
Besos y que disfrutes de tus granjeros... jajaja Habrá que darle un vistazo alos granjerillos jeje!

Yandros dijo...

Jajajajajaj la verdad es que yo también lo habría negado tres veces, pero ver como el granjero andaluz (soy andaluz y para nada me identifico con este pollo) intenta dar un beso sacando la lengua como un toro de miura o ver al Guillamet ese con la cara salido-psicópata es que no tiene precio.
Un saludo, buen blog, te seguiré leyendo