miércoles, 29 de diciembre de 2010

ME ESTA GUSTANDO




La primera señal llegó una tarde en Zarautz, mientras rebuscábamos con P. en una tienda de ropa frente al hotel. De repente, cogió una chaqueta de visón espectacular y dijo algo así como "Debo estar haciéndome mayor, cada vez me gustan más las pieles". Y yo pensé ¡Ole tus huevos!, has dicho justo lo que estaba pensando, lo que en realidad llevaba algunos meses pensando y no me atrevía a reconocer en público. Aquella tarde terminamos las dos con sendos chalecos iguales y estupendos. No son de visón sino de auténtico conejo vasco, igual de calentitos y mucho más baratos. Pero el primer paso está ya dado. No hay marcha atrás.

La segunda, ha sido el Papá Noel de mis padres, una fantástica olla rápida de última generación que me tiene alucinada. El caso es que yo jamás había querido una olla rápida, entre otras cosas, porque casi nunca como en casa y cuando lo hago, es porque es fiesta y tengo el tiempo suficiente como para guisar a la antigua. Lo raro es que llevaba semanas y semanas recibiendo señales de todas partes. Parecía que ahí donde iba solo se hablaba de ollas rápidas, de sus virtudes, de recetas, de lo bien que iban y de como yo debía ser la única persona en el mundo que sobrevivía sin una. Bueno, pues ya la tengo. Y lo alucinante es que llevo tres días usándola. He hecho puré de verdudas, alubias para mi querídisimo y un strudel versión personal de concurso. Y me encanta lo de ponerla y controlar el tiempo y sentir que ya no voy a depender de los tupper de mi madre para que comamos cocido. Hasta he comprado garbanzos de los de poner a remojo!!!

La tercera y definitiva:  llevo tres días de fiesta, en casa, de maruja, y lo estoy pasando estupendamente. Limpio, cocino, hago la compra, veo la tele, leo, tomo café a media mañana, he ido de tiendas... y no me subo por las paredes. A los que no me conozcan en persona, esto les parecerá lo normal. A los que si, estarán pensando que esto es la hostia. Y lo es, porque habitualmente mi estado natural es ir corriendo. Debo ser como los perros viejos, que llega un momento en que dejan de tirar de la correa y sin saber por que, comienzan a andar a tu lado...

Y oye, me está gustando.

Pd1. Para los que me leais desde ZRGZ, la foto del capuccino es real. Me lo hizo Víctor, el ganador de los últimos concursos de baristas nacional e internacional, que tiene un bar en una bocacalle de la Avenida Cataluña con la calle Sobrarbe. No os lo perdais, es impresionante. También probé un invento sobre la marcha con vodka, sirope de fresa, café etíope y nata. Alucinante.

Pd2. Para los amigos que me seguís por aquí, varias cosas:

a. Respecto a los actos de celebración de los 40, están en marcha y pendientes de fecha.
b. Sobre la quedada en Salamanca, lo mismo, E. dirá.
c. Y aqui en ZRGZ y antes de nada, Pilar vuelve al ruedo. Anda moviendo algo para un viernes de estos. Contamos todos vosotros.


4 comentarios:

Naar dijo...

ay, madre, lo de las pieles no te lo perdono. el sufrimiento que provoca a los animales no tiene justificación de ninguna clase. sabes lo que les hacen pasar para que la gente luzca sus cadáveres por el mundo?? ay, ay, ay...
lo de la olla exprés es un tema personal. me dan un miedo horrible las ollas a presión. yo no tengo, obviamente, pero mi madre tenía una y cuando la ponía yo huía como de la peste de casa. es una fobia incontrolable.
un abrazo.

Duncan de Gross dijo...

Ay Maria!!, lo de las pieles opino lo pispo que Naar, lo de la olla es muuuuy necesaria, lo del café: En serio que es de verdad??!!. Un Miaauu de parte de Micho!!

Anónimo dijo...

cuantas barbaridades se hacen con los animales , si, a mi me provocan un repelus grande los que se los comen vivos.... pobres almejas,ostras....., por no hablar de los que se cuecen vivos tambien, tipo bogavante p.ej....un horror!

desayunoconzafiros dijo...

De casualidad he visto tu blog y me he reido un montón .........hasta me siento identificada..en todo, incluido lo de las pieles!!
Feliz año y besotes

Audrey