martes, 31 de marzo de 2009

MUNDOS Y MONSTRUOS


Los periodistas que hemos hecho información internacional sabemos por haberlo sufrido en carne propia que una guerra solo existe si una gran cabecera como The New York Times o una cadena de televisión tipo NBC decide enviar un equipo a cubrir la zona. De hecho, si ahora mismo rastreamos internet buscando países en guerra posiblemente encontrarmos conflictos que ni sabíamos que existían o aún peor, de los que ya nos hemos olvidado.

Los gurús académicos del periodismo, esos que se quedaron en la facultad chupando pasillos ya desde primer curso y que no han ejercido en su vida, llaman a esto Agenda Informativa y dedican años y años de becas a analizar qué determina los contenidos informativos de un medio de comunicación. Yo, despues de torear durante años en plazas distintas, he concluído que los medios somos entes antropófagos que nos alimentamos unos de otros, de manera que si uno decide romper la baraja y apostar por una cobertura concreta, los demás tarde o temprano nos subiremos al carro.

A veces, el motivo desencadenante es tan tonto como tener un primo en la embajada de un país determinado o que Leonardo di Caprio estrene una película sobre los diamantes de sangre. De inmediato descubrimos horrorizados que en el Congo se matan por menos de nada. Y ahí nos vamos todos, a por la foto de turno.

En este mundo presuntamente globalizado en el que las antenas parabólicas e internet pretenden igualarnos a todos, hay primer mundo, tercer mundo y cada vez más un inframundo que abre brechas dramáticas entre unas sociedades y otras.

¿Queréis un ejemplo más? El monstruo de Amstetten abrió informativos y copó portadas durante días y días, los dominicales le dedicaron amplios reportajes y la televisión programas especiales, y lo seguirán haciendo conforme se vayan conociendo más detalles de la tortura a la que sometió a su hija y a los niños que tuvo con ésta.

En Colombia han detenido a Arcedio Alvarez, un bestia que durante 30 años, desde que la niña cumplió los cinco, ha violado y torturado repetidamente a su hija Nidia. Fruto de estas violaciones ha parido ocho hijos y sufrido cinco abortos. Nidia solo se decidió a denunciarlo cuando descubrió que sus hijos estaban siendo objeto de los mismos abusos por parte de este "Monstruo de Mariquita".

¿La diferencia? La prensa le dedica hoy apenas un breve en página par... Pero todos sabemos que Colombia y Austria juegan en divisiones distintas.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante cuestión, yo me lo pregunto cada vez que veo las noticias de TV, da igual el canal, plagadas de noticias chorra. Otra cuestión al hilo de esta es por que no se va al fondo del asunto.
Ejemplo, la reforma de la educación universitaria, el plan Bolonia, poco nos han explicado en que consiste, supongo que cuesta más esfuerzo investigar en serio que dar una imagen o un titular superficial.
Ah!! y los enviados especiales al "centro de la noticia" (puerta de tanatorio, hospital, puerto de montaña nevado o lo que sea) los pobres curritos pasando frio, empujones o lo que toque sin poder aportar nada nuevo al asunto. Algunas veces es gracioso pero la mayoría patético. A ver sí los que estais en el ajo podeis ir cambiando esto, ánimo!!
Porras

Labegue dijo...

Pues poco hay que decir. Yo tb hablé del tema aunque sin saber ni conocer datos como tú en un post. Quizá no lo expresé con claridad, pero algo así quería decir cuando hablaba de los muertos de 1ª y de 2ª.

Y quién decide lo que sale o no? Entiendo el tema de los medios, lo de alimentarse unos de otros, máximo rendimiento, mínimo esfuerzo, y también el tema del azar, pero, ¿no habrá algún otro tipo de razón? ¿nunca son los intereses económicos? ¿nos duele más que torturen a una niña de buena familia que a una pobre chica vestida con harapos?

Interesante esto que escribes, da que pensar.

Un beso

Lupita dijo...

Eso mismo pensé yo cuando ví la noticia de la que hablas, ¿qué ocurre que el primero por ser el primero fue más cruel? A mi me parece que todo lo que se refiera a occidente tiene más "valor" en cuanto a noticia... seguimos marginando a los que no siguen nuestro fabuloso estilo de vida consumista...
Cuando mueren 50 personas en un atentado en cualquier país asiático cogemos la siguiente cucharada de lentejas sin inmutarnos... ahora, que pase en Italia o Alemania y a ver cómo se reacciona...

josman dijo...

un prisionero de Israel vale por doscientos palestinos, si alguien agredía a un oficial nazi en Varsovia, la represalia era cargarse a cien judíos; varios miles de muertos en las torres del WTC cambian la historia, mientras que cientos de miles en Irak son "daños colaterales"; quizas un dia un desequilibrado del tercer mundo tenga "derecho" a una portada, quizas un dia comprendamos que exactamente igual de salvaje es un nativo de Nueva Guinea que cualquier habitante de una metrópoli, por mucho la máxima de Voltaire sigue teniendo vigencia "la civilización no elimina la barbaríe, la prefecciona", cuando seamos conscientes, es posible que nos miremos menos el ombligo y demos un paso hacia el verdadero progreso, el de la convivencia y el respeto...

un beso