lunes, 25 de enero de 2010

CUANDO LLEGAN ESTAS FECHAS



No falla. Conforme se va acercando febrero, volvemos a empezar con este agobio que me entra ante la perspectiva de cumplir años de nuevo. Cuanto más me acerco a los 40, más fuerte me da.

Este año además, no me está ayudando nada que en apenas una semana hayan coincidido los nombramientos del nuevo director de TVE y del director general de una Caja de Ahorros de la comunidad, los dos de mi quinta. Tampoco que me reencuentre gracias a Facebook con una amiga a la que no veía desde la universidad y que haya traído ya un par de niños al mundo.

Y mientras, que he hecho yo?

Pues poco, la verdad. En vez de niños tengo una perra a medias con mi ex a la que cada vez veo menos, he cambiado el libro que empecé a escribir hace ya siete años por un montón de informes y todos los árboles que he plantado han sido carrascas u olivos, con lo que posiblemente, habré muerto de vieja antes de verlos crecidos, jajajaja.

Lo más alucinante es que sin embargo no tengo ninguna sensación de tiempo perdido. Al contrario. Acumulo viajes, libros, trabajos, hipotecas, proyectos, mudanzas e incluso un puñadito de hombres fantásticos con los que he tenido la fortuna de ir compartiendo mi vida. Creo firmemente que excepto algún domingo tonto de pereza he aprovechado cada día de mi vida y espero poder seguir haciéndolo los años que me quedan.

Y sin embargo... me agobia pensar que un día me levantaré y me daré cuenta de que he dado el paso definitivo que separa cada una de las etapas de la vida y que no hay marcha atrás, que he dejado de ser una chica para ser una señora y que son las responsabilidades las que dirigen mi vida sin dejarme margen para maniobrar. Me agobia pensar que un día me daré cuenta de que he atravesado el ecuador y que he entrado ya en tiempo de descuento...
Pero ya os digo, no es grave.
Me pasa cada año cuando llegan estas fechas.



4 comentarios:

Indo dijo...

los cumpleaños son algo horrible. yo odio el mío, pero felicidades de todos modos aunque sean adelantadas.
nunca se sabe si se aprovecha la vida o no. si tienes esa sensación, igual es que la has aprovechado más que esos que han trabajado tanto para tener puestajos o que las mujeres que han invertido sus últimos años en limpiar culos y poner chupetes... o no... quién sabe. cada uno aprovecha su vida como quiere y lo fundamental es sentirse satisfecho, como lo haces tú. así que enhorabuena.
besos

Anónimo dijo...

Por favor, señora, ¿me puede decir la hora?

josman dijo...

entiendo que hace mucho que eres toda una señora...viva

Anónimo dijo...

mira a ver si te das cuenta de lo afortunada que eres y dejas de tener estas tontas neuras