viernes, 8 de enero de 2010

REGALOS, REGALOS, REGALOS...


FHMP lleva dos días haciendome creer que en realidad no es que los Reyes Magos se hayan olvidado de mí, no, sino que los pobres iban tan cargados que dejaron un super bolso para mí en el Corte Inglés. Así que según él, solo tenemos que ir este fin de semana a elegirlo.

Como ve que tuerzo el morro, me susurra al oído "Lupo, Lupo, Luuuuuuuuuuuuuuuuupo" a ver si trago, mientras me enseña el "Vale por una cafetera Nespresso" que le ha colocado su hermana con un lazo rojo pegado y trata de convencerme de que el vale es "lo normal". Vale, lo normal, pero a mi los Reyes no me han dejado ni siquiera un vale!!!

Cuando le contesto que más vale bolso corrientucho en mano que Lupo volando me echa en cara el regalo de mi último cumpleaños (para quien no recuerde la historia, pinchar aqui http://bienaventuradoslosque.blogspot.com/2009/02/estres.html ) que duerme el sueño de los justos en una estantería, a pesar de que él, que es un sol, terminó comprandome cartuchos de tinta de colorines.

Y es que el tema de los regalos no deja de ser una puñeta que viene a complicarnos la vida en Reyes, cumpleaños y aniversarios, cuando el resto del año se te ocurren siete mil cosas que regalar. Eso, por no hablar de ese efecto todavía no suficientemente estudiado que hace que según rompes con un tío, empiecen a aparecer por todas partes cosas perfectas que le encantarían y que jamás encontraste cuando estaba contigo.

El caso es que a todo esto, el mismo día de Reyes por la tarde y tras detectar que mi regalo tampoco le habia emocionado demasiado, lo escondí a ver que pasaba...

Joer, y mira que ha pasado rato y aún no se ha dado cuenta... como tarde dos días más, lo devuelvo y me compro unos zapatos a juego con el bolso.

2 comentarios:

Indo dijo...

oye, pues no es mala opción. si no le ha gustado o no lo va a hacer caso, comprate los zapatos. y si luego pregunta, dale un vale.
y los regalos en días señalados son una mierda, estoy de acuerdo.
un beso.

Anónimo dijo...

Hez. En este blog, hez.