lunes, 11 de agosto de 2008

TABUS SEXUALES

Leía este fin de semana en un dominical que el mayor tabú sexual en nuestros días y casi el único que queda en una sociedad en la que han caído casi todas las barreras, es el Amor. Parece que nos hemos embarcado (los humanos occidentales en general, aunque me niego a subirme a ese carro) en una carrera demencial en la que todo vale en nuestras relaciones sexuales, todo es posible, todo hay que probarlo, siempre que al terminar cada uno se vaya a su casa y si te he visto, no me acuerdo.

Son coleccionistas de amantes, buscadores incansables de nuevas sensaciones, de nuevas opciones a las que se bautiza con nombres a priori incomprensibles para los profanos y que cada vez más rápido, terminan trascendiendo a nuestro mundo más cotidiano. Ya nada nos extraña. Todo es posible, todo está a nuestro alcance, terminaron las prohibiciones... siempre que sea con un desconocido al que encuentras en un bar, del que no sabes ni su nombre y al que esperas no volver a encontrar. Porque a la luz del día, las cosas nunca son iguales.

Decían las abuelas de los pueblos cuando alguien cosía de noche, a la luz de la velas, que lo que de noche se hace, de día se ve. En la vida pasa lo mismo. La luz de las farolas distorsiona siempre la realidad y una de las experiencias más desagradables para mí, ha sido siempre salir de un local, una discoteca o una casa que no es la tuya y que hubiera amanecido.

Como reflejo de la vida que son, hay una lista interminable de libros, películas, series de televisión incluso que cuentan historias asi y en los que casi siempre ocultan en la trastienda una soledad infinita, una historia terrible detrás

Pero volviendo al tema del titular, a esa búsqueda de relaciones sexuales extremas con desconocidos que parece haberse convertido en algo más o menos normal en el mundo actual, ¿Es una elección racional? ¿Se busca sexo al límite sin complicaciones? ¿O esa carrera de fondo esconde algo más?

7 comentarios:

Rocketon dijo...

La peña lo que está es muy loca.

amparito dijo...

y tú el que quería hacerselo con ¿dos? ¿tres? en las lista de cosas que hacer antes de morir...

Lilyth dijo...

Yo creo que es una consecuencia del estilo de vida que llevamos, te lo explico, este momento es el más material de la historia, no eres feliz? comprate un coche. Te falta seguridad en ti mism@? compra un perfume... y así la lista continúa, creemos que todas nuestras falencias espirituales pueden ser rellenadas por el producto de moda... y en el sexo ocurre lo mismo, si estas más solo que la una y no quieres esforzarte para conocer el amor ni hacer los sacrificios que implican crecer en pareja, comprate el producto de moda.. tírate a todo lo que se mueve... para comprobar si el coche, perfume, vestido, etc dan resultados para atraer una pareja.

Por lo menos, es lo que se me ocurre

Rocketon dijo...

Creo que María se refería a conductas enraizadas en el personal. Por lo demás soy bastante normalico.

amparito dijo...

No, si todos tenemos derecho a tener nuestras propias fantasías o realidades...
Es solo que me niego a ver la vida en blanco y negro, en buenos y malos, en que locos estan todos y yo que bien me comporto...
Que yo sepa Don Juan Tenorio no es de nuestras fechas...ni el marques de Sade...
La libertad trae consigo muchas más cosas buenas que malas pero siempre exige un grado alto de responsabilidad
El pendulo volverá a su sitio. la ley de la entropía en donde todo tiende al caos se compensa con otras leyes que aun no conocemos...
Y si, yo estoy un poco loca ¿quién no?
Ampa
pd.-Ya ves que nos va el morbo y la polémica... lástima que no estés para ponernos a todos en nuestro lugar

Rocketon dijo...

Y dale... pa ti la perra gorda.

Maria de Mave dijo...

Que animaos habeis estado mientras yo andaba sudando entre ruinas...

Me alegro. Y gracias como siempre por opinar.