sábado, 4 de octubre de 2008

LO DADO POR LO MIRADO



Gracias a mi queridísimo ex, S., con el que comparto la tutela de Perrín y una muy buena amistad, tengo robot de cocina y tostadora a juego con el exprimidor, unos bastones telescópicos estupendos para hacer montaña y un anillo de brillantes que sigo poniéndome. Y más cosas, claro, que tantos años de convivencia suman los suficientes cumpleaños, aniversarios, navidades y regalos de porquesí como para que la lista sea interminable.

Mi siguiente ex, L., con el que ya no comparto nada, pilló el filón de los libros y alimentó mi biblioteca con varios ejemplares muy acertados. En nuestra última época su mala conciencia debía ser tal que se pasó al mundo de la joyería y me dejó como recuerdo varias piezas estupendas que también sigo poniéndome.

Lo cuento porque zascandileando por Internet he encontrado una página web demencial en la que una puede poner a la venta las joyas regaladas por sus ex. Lo gracioso de la página no es comprobar lo que muchas ya sabíamos, que si quieres que un hombre acierte con un regalo, no hay como llevarlo a rastras al escaparate de la joyería y repetir, un mínimo de tres veces en un intervalo de tiempo no superior a diez minutos, cual es exactamente el anillo o los pendientes que te gustan y hacérselo repetir, sino los comentarios de algunas vendedoras que aprovechan la descripción de la pieza para poner verdes a sus ex.





La cuestión es que en el fondo, no deja de ser mejor solución que aquellas que en un arrebato de resentimiento meten el anillo en el fondo de un cajón y nunca más vuelven a mirarselo. Si hay suerte, algún nieto lo encontrará 100 años más tarde y si no, terminará los días en algún cubo de basura.

Así que si alguna os animais, ya sabeis.

Pero sinceramente, la experiencia me dice que cuesta una media de dos años que un hombre acierte con un regalo y además un ex novio impresentable es un ex novio impresentable y un anillo fantástico lo sigue siendo por muchos años que pasen. O como dice mi abuela, ¨LO DADO POR LO MIRADO¨. Sabiduría popular.

.

4 comentarios:

Lupita dijo...

Je, je, je, pues ya sabes que la sabiduría popular raramente se equivoca...y ya sabes lo que reza el dicho: Santa Rita, Rita, Rita,...
Echaré un vistazo a la página que comentas.
Besos

Duncan de Gross dijo...

me quedo con el refrán de tu abuela, me ha encantado, jajaja

cuandomequieras dijo...

sisisisi, estoy con Lupita, Santa Rita, Rita, tú por tu lado, yo por el mío, pero "mis regalicos pa mi", jajajaja.
Pero.... y si el ex en cuestión tenía un gusto... digamos "especial"? en ese caso no me parece mal la página, o el e-bay en su defecto. Al menso sacarle algo de partido al adefesio, no??

Un beso!

cuandomequieras dijo...

"al menos", quería decir "al menos"... manos de cazo!!