viernes, 17 de abril de 2009

LADRONES DE COCHES


Le prometí que no lo contaría, pero no puedo resistirme...

Lo vi aparecer con cara de circunstancias, cruzando la plaza que lleva a la Hospedería en mangas de camisa a pesar de los 3º y la tromba de agua que estaba cayendo y pensé: "Joer, con la que ha caído esta noche seguro que el coche se ha quedado atrapado en el barro y no puede sacarlo".

Pero no.

Mi queridísimo FHPM había cerrado de un golpe el maletero de MI COCHE con las llaves dentro del anorack que previamente había guardadazo debajo de las maletas. En el culo de la Ribagorza. En pleno puente. Cuando ya volvíamos a casa. Lloviendo a jarros.

Mi coche.
Ese que tiene sistemas distintos de apertura para el maletero y el resto de las puertas. Ese que una vez que se cierra no hay Dios quien lo abra. Ese que a pesar de la mala vida que lleva cuando lo lavas parece casi nuevo. Ese que me tiene que aguantar diez años más por lo menos.
Mi coche.

Así que hice lo único que una puede hacer en un caso así. Llamé a papá. Superpapá (que además coincide que ha tenido un concesionario la tira de años y sabe un huevo de coches). Y Superpapá dijo lo que suelen decir los padres en estos casos: "Pásame a FHMP".

Y yo sabía que antes de encerrarse en el despacho había andado por juzgados y comisarías y vale que de todo se aprende en esta vida, pero lo último que hubiera imaginado era que iba a ver a FHMP intentando forzar el coche con una percha del hotel mientras seguía las instrucciones de mi padre y yo le hacía palanca con un destornillador en la puerta.

Y lo increíble es que lo abrimos. Sin daño aparente en el coche. Lo abrimos.
Y justo entonces se acercó la ancianita que agarrada al brazo de un abuelito había estado mirando y dijo: "Yo le decía al marido, ayúdales, ayúdales... y el me decía, no, que seguro que saben como se hace. Y sí, lo habeis abierto". Y yo pensé, "Joder que pinta debemos tener".

Así que ahora andamos mirando un curso de puentes por si la vida se nos pone muy chunga y tenemos que dedicarnos al robar coches. Que nunca se sabe.

6 comentarios:

cristal00k dijo...

Esteeee, pues a ver si me pasas la dirección del curso de marras, que con lo despistada que soy, y tal como está la empresa, me vendría que ni pintiparao ¡digo!
¡Y venga con tu phater, que máster!
Y este FHMP, por lo que veo lo mismo sirve pa un roto que pa un descosío darling! ¡Cuídalo niña!

Duncan de Gross dijo...

jajaja, seguro que os vio más de uno, ancianitos aparte, pero nadie dijo nada...De todas maneras si las cosas se ponen malas, hay que robar bancos o Ministerios, es mejor, más rentable, jajaja, ;-)

CMQ dijo...

me hubiera encantado veros por un agujero... jajaja. Lo mejor, no haber dañado tu querido coche. Ese padre y ese FHMP, un aplauso!!!! y a tí otro con redoble, por valiente!!!
Besos.

Indo dijo...

jejejeeje!!!
vaya con los ancianitos!!
menos mal q lo conseguisteis... y que no le mataste. no yo si el loco me hiciera eso de qué modo cruel le torturaría.
un besote.

Lupita dijo...

Ja, ja, ja, para veros en faena... y tu padre que apañado ¿no? Aún recuerdo la vez que pinché a las nueve de la mañana y llamé a mi padre para que me ayudara y viniera a por mí y sus palabras fueron: "estoy durmiendo, llama a la grúa"...
Besotes

Anónimo dijo...

Pa la próxima vez unas llaves de repuesto