lunes, 17 de noviembre de 2008

EX, EX, EX



Es que no falla. Desde que lo conocí, y ya va haciendo un tiempo, no hay año que no meta la pata con el cumpleaños de mi último ex. Año tras año dudo entre el 17 y el 19 y por no se qué fijación extraña, termino no acertando nunca.

Este año, claro, no iba a ser diferente y por eso cuando anoche recibí un correo electrónico suyo en el que además de recordarme lo estupendísmo que está para su edad y lo bien que le va todo, apuntaba que su cumpleaños estaba al caer, pensé: "Mira que majo. Quiere evitarme el ridículo de todos los años y me avisa".

Pues no.

Así que cuando esta mañana me ha sonado la alerta del movil y le he mandado el típico mensaje para ex de "Felíz cumpleaños. Besos", él ha respondido: "Ayyyyyyy tú y las fechas, que binomio... nunca os habeis llevado bien, jajaja. Mi cumple es el 19 pero el detalle se agradece igual. Un beso".

Joer, joer, joer. Otro año igual. Y hasta he llegado a pensar que el muy capullo lo había hecho a propósito para hacerme caer, pero siendo honestos, el problema con las fechas es mío, solo mío y de nadie más.
.
Llegados a este punto, alguno se soprenderá de que tenga buen rollo con mis dos ex. Po zi, lo tengo. Con uno porque lo quiero de verdad y siempre me ha demostrado que es una persona excepcional que merece todo mi respeto y admiración y con el otro porque al fin y al cabo le debo un master en lo que es la vida real y lo que pueden llegar a ser algunas personas. De ambos estuve enamorada y de ambos dejé de estarlo un día. En cualquier caso, ambos forman parte de mi vida pasada y por tanto han contribuido a hacer de mi lo que soy hoy para bien y para mal. Así que... ¿por que negarlos?
.
Hay muchas personas que al terminar una relación optan por cortar por lo sano. Borrón y cuenta nueva. Y ese punto y aparte cargado casi siempre de rencor y cuentas pendientes quedan también las familias de ambos, los amigos en común que muchas veces se ven obligados a elegir a uno u otro y en los casos más dramáticos incluso los hijos que de repente deben optar por uno de los dos bandos.
.
Se lo preguntaba el sábado a una amiga de siempre, abogada y con una amplia cartera de divorcios en su curriculum profesional, ¿como es posible que dos personas que se han amado, que han compartido años juntos, que han tenido incluso hijos en común, pasen por encima de todo solo por hacerse la vida imposible? El rencor es un animal poderosísimo, una especie de virus que muta a los seres humanos y les lleva a hacer cosas que desde fuera nos parecen incomprensibles.
.
Para algunos será extraño que yo siga apreciando a mis ex. Para mí, lo raro sería no hacerlo.

11 comentarios:

Alhuerto dijo...

Maria....comparto tu opinión por completo.

Para mi no sería lógico no poderme hablar ni llevarme bien con alguien con la que he compartido tantos momentos bonitos en mi vida.
Porque puede que al separarse pases malos ratos, pero durante la relación hubo mucho ratos muy especiales... como olvidarlos?

No entra en mi cabeza.
Y es que no podré verla como pareja, de acuerdo, pero como una gran amiga, quizá una de las mejores que podría tener... si, sin lugar a dudas.
Has compartido demasiadas cosas con esa persona.

Dicen que del amor al odio solo hay un pequeño pasito. Yo como no se odiar...

Besos sencillos.

Duncan de Gross dijo...

Envidiable esa relación con tus ex...

Labegue dijo...

Estoy de acuerdo contigo María. Aunque en algunos casos sea más fácil o difícil. Evidentemente es muy fácil querer mantener una relación de amistad si tú tomas la decisión de romper una relación que el otro considera perfecta. Al revés, ya es más difícil, pero también se puede hacer.

El duelo por una ruptura con alguien a quién quieres, debe durar como mucho una semana. Más de ahí ya es regodearse en la desgracia, cosa que por otra parte, a veces nos gusta hacer.

En el momento en que el duelo ha terminado, lo lógico y normal, si no has acabado como el rosario de la aurora, es seguir manteniendo una amistad, o al menos una relación cordial, porque si algo hubo, algo quedará, al menos cariño.

De todas formas, enhorabuena por tu buena relación con tus ex, aunque lógico, no es lo más común.

Besos

cristal00k dijo...

Pues mira, yo "como en botica" tengo de todo. Los tengo, con los que tengo un buen rollo que te c...y los tengo que sólo mentarlos, se me ponen los pelos como escarpias (yo, es que he hecho unos cuantos másters de esos que tu dices). Pero tengo claro, y ahí te doy toda la razón, en que de aquellos polvos vinieron estos lodos. Asumir el pasado es madurar. Es por eso, que siempre pienso que "patrás" ni para tomar impulso.
Un beso Maria.

cuandomequieras dijo...

Yo también pienso que si has querido a alguien tanto como para compartir con él lo mejor de tu vida (¿no intentamos dar lo mejor cuando nos enamoramos?), cuando todo acaba le tienes el respeto y el cariño necesario como para que sea, cuando menos, tu amigo. Y a veces un gran amigo, de los mejores. A no ser que la cosa haya acabado como el rosario de la aurora, que no es mi caso. Me llevo muy bien con todos mis ex (no diré cuántos), excepto uno, al que yo dejé por sobradas razones y que optó por no hablarme nunca más ni permitir que nuestros amigos en común hablaran de mí ni de mis circunstancias en su presencia. Ha llegado al colmo de la educación al cederme el paso en la puerta de un bar sin saludar, como si no me conociera (solamente fueron 4 años de nuestras vidas...). Patético.
Con los demás, los que me dejaron, los que dejé y aquellos con los que "lo dejamos", todo es genial, nos vemos, nos llamamos, quedamos...el cariño es grande porque, para mí, no puede ser de otro modo.
Un beso!!!

cuandomequieras dijo...

estaba pensando, al hilo de otra conversación al respecto con una amiga que acaba de romper... no es mejor tener como amigo al que más has querido, que no tenerlo en absoluto??

Lupita dijo...

Creo que todo depende de las circunstancias, de lo que suceda y de cómo se desarrolle la relación entre ambos a partir de ese momento. Sin duda es muy complejo, pero a veces las personas muestran un comportamiento posterior que hace borrar todo lo bueno vivido antes...

Maria de Mave dijo...

Pues es una suerte, alhuerto, lo de no saber odiar. O una muestra de generosidad extraordinaria.

Labegue, me encanta eso de una semana como máximo de duelo. Un poco escaso me parece, la verdad. Ojala fuera siempre posible, como una gripe, una semana y a otra cosa.

Gracias, Cristal, Duncan.

Pues sí, cuandomequieras, patético. Hay personas de las que ni siquiera merece la pena hablar. Se definen a si mismas con sus actos.

Y si, es cierto, Lupita. Como casi todo en esta vida, depende.

katanga dijo...

Q curioso. Mi ex-socio (uuueeehhhh!!!) cumple años hoy 19. Tb mi cuñado. Y ayer, viendo GH (sí, lo veo, q pasa?) varios grandeshermanos estaban tb de cumple.

Y sobre los ex, no tengo una opinión en firme básicamente pq la única relación seria q he tenido es la actual, el resto duraron 1 semana, dos meses... no creo q eso convierta a nadie en mi ex. Aún así, evidentemente, los hay con los q acabó bien y otros q demasiado tardé en largarlos y una vez lo haces ni siquiera vuelves a saber de ellos, ni falta q hace. Relatividad total. Depende de muchos factores q no siempre puedes controlar.

Rocketon dijo...

Dios, leyendo estas respuestas me siento un auténtico miserable.
Tengo una ex, con quien mantengo una muy buena relación, a quien siempre he admirado por su incondicional cariño... y le hice más de una y más de dos. Si hubiese sido capaz de sentir eso en su día, hoy probablemente no sería ex, pero ¿qué se le va a hacer?
Admiro esa capacidad de mantener lo bueno por encima de lo malo, ojalá fuera capaz de hacerlo yo, porque al final cuando no eres capaz de cicatrizar las heridas a quien más e, incluso, al único que le duele esa herida es a ti mismo.
¡Qué bueno que haya tanta gente buena!

juan de la chingada dijo...

Que bueno que el universo (o la vida, según) no te ha amargado el alma. Ha de ser increíble poderte llevar bien con tus exes, sin importar como haya terminado la relación. Mis respetos a ti por ello.