jueves, 20 de noviembre de 2008

SI, LO SE.


Si, lo se.

Se que mi obligación sería hoy colgar un post solidario a favor de la defensa de la infancia y el martes, que es el día contra la violencia de género, atacar duramente a todos aquellos cafres que machacan sin piedad a sus parejas. Pero no me da la gana.

No hoy. No el martes. No ningún otro día que la ONU, la UNESCO, el Instituto de la Mujer o cualquier otra institución haya determinado que sea el día "de" y para recordárnoslo se hayan gastado una pasta gansa preparando un pedazo de campaña de publicidad, con spots, cuñas, carteles, trípticos, un par de inauguraciones, varias mesas redondas y por supuesto una preformance a poder ser en una plaza pública y con espacio reservado a los representantes institucionales de turno.

No me da la gana porque me parece una inmoralidad que los fondos que deberían dedicarse a investigación policial, atención a la infancia o protección real de mujeres maltratadas se gasten en campañas. Porque no necesito que el ministerio venga a decirme que la violencia de género es terrible o que los niños tienen derecho a una infancia felíz. Lo se. Como también se que hay mujeres que aguantan en casa porque no tienen donde ir, porque aunque hayan acudido al juez a denunciar agresiones el sistema no tiene medios para asegurarle una nueva vida lejos de su maltratador. O que hay monstruos capaces de abusar sexualmente de niños que siguen en la calle porque la policía no da más de si, o porque a pesar de tener una sentencia firme el sistema judicial español no cuenta con un soporte informático decente que controle su ejecución.

Así que hablaré de abusos a niños dentro de cuatro meses, cuando ellos lo hagan de los derechos de las mujeres trabajadoras y se hagan fotos y presenten estudios que constaten una vez más que cobramos menos por hacer lo mismo y que en esta crisis que se nos come las más perjudicadas somos de nuevo nosotras.

No quiero un calendario que me diga cuando y con quien tengo que ser solidaria.

No quiero salir en la foto y olvidarme hasta el año que viene del problema que hoy denuncio.

No quiero que me digan cuando, como y de que tengo que hablar.


Y el arte me apasiona. Y hasta me gustan algunas cosas de Barceló. Pero dedicar 20 millones de
euros a pintar de colorines la cúpula de una sala en la ONU es, PARA MI, una inmoralidad.

7 comentarios:

Labegue dijo...

Pues tienes razón. Y te lo dice una que ha colgado el cartelito, aunque mi país de los muñecos estaba en la mente hacía días, y he creido que era un buen día para sacarlo.

Es cierto, esto de el día de..., cuando el día de deberían ser todos los días. Supongo que a alguien se le ocurrió la feliz idea de que como llevamos unas vidas tan ajetreadas, no nos acordamos de las cosas hasta que no se gastan millones como tú dices en campañas. Claro, no se acuerda el que no lo sufre, el que lo sufre se acuerda todos los días.

De todas las maneras, y puestos a gastar, casi prefiero que se lo gasten en esto que en las famosas sillas del ayuntamiento, no?

Besos

Duncan de Gross dijo...

Bueno, yo si lo he hecho, jajaja, pero ya especifico en mi post que el dia, por ejemplo, del NO a la pornografía infantil debe ser todos los dias, no solo en 20N... En cuanto a lo de Barceló, como Historiador en H. del Arte, creo que es excesivo para lo que estamos pasando, no puedo opinar sobre la obra sino la veo, pero el precio es excesivo si me paro a pensar en que en este país hay gente que pasa hambre...

cristal00k dijo...

De vez en cuando el sistema te acaba arrastrando. Yo, lo he colgado excéptica, pero lo he colgado...Y juro que me hiere el tema todos los días, como la violencia de género y tantas cosas... Realmente es una verguenza, que a través de estas campañas algún siverguenza se llene los bolsillos. Vivimos en un mundo incoherente y extraño, al que cada vez le encuentro menos sentido, María. ¿Me estaré haciendo mayor? o será que soy rara de cojones. No sé, pero cada vez me siento más exilada en este realidad. Enfín, perdona mis idas de olla guapa. Un beso y tienes toda la razón con tu post, el mundo se cae a pedazos y la ONU se gasta esa millonada en pintar una cúpula. Será que deciden mirando al cielo, para inspirarse, digo yo!
Nada tú, que se me va la pinza otra vez. Ciao bella!

cuandomequieras dijo...

Yo sí lo colgué, y creo que sobra decir que el tema no es de un día, es de 365 al año. Pero sí, las causas que nos importan nos deben ocupar sea la fecha que sea, y no solo cuando nos recuerdan el calendario, tienes toda la razón.
En cuanto a Barceló, comparto tu opinión acerca de que es inmoral, no solo por la situación actual de la economía, que también, sino porque esa PASTA no se debería pagar nunca por pintar un edificio oficial (ni cúpula ni sótano, ni el edificio entero), y mucho menos que nuestro país se ofrezca a pagarlo nosotros (porque, obviamente, lo has pagado tú, y yo y mi vecina la del 5º). Pero esa es otra historia.
Besos.

katanga dijo...

Yo tp lo colgué por tus mismos motivos, María. No me da la gana.

La famosa cúpula, cristal, no la ha pagado la ONU, la ha pagado el gobierno de España con parte de los fondos reservados al desarrollo. Q paradoja, no? No sé, podrían haberlos sacado de armamento o de las partidas para los súper coches oficiales, pero no. Mejor de ahí q los destinatarios no se quejan. Y si lo hacen, tp se les oye.

Sea como fuere, ni aunq existiera una partida especial para "aquello a lo que llaman arte y campañas" me parecería inmoral y una tomadura de pelo acojonante. Arte? En serio? El día q alguien se atreva a decir "el emperador va desnudo" me voy a reír un rato.

Y conste q yo soy diseñadora gráfica, es decir, profesionalmente me interesa q se sigan haciendo campañas publicitarias, pero q se paguen esas cantidades infames por un trabajo q no lo vale, me asquea, me indigna y me hace sentir vergüenza ajena.

josman dijo...

Creo ke mientras no tengamos asumidas una serie de cosas, no a nivel de leyes o decretos, sino de costumbres, ya ke "toda reforma que no signifique la de las costumbres
será siempre inoperante."
(Thomas Carlyle)
y puesto ke eso es mucho más complicado ke votar una ley en un Parlamento, no quedara mas remedio que seguir recordandonos a nosotros mismos ke "la civilización debe/debemos hacer algo más ke perfeccionar la barbarie" (Voltaire)


saludos

Trovador errante dijo...

Completamente de acuerdo, suscribo tus palabras una a una.