sábado, 8 de noviembre de 2008

PRINCIPIO DE EXPANSIÓN EN CAMA



Aunque soy de letras puras hay un principio de la Física, versión doméstica, que no deja de sorprenderme: La facilidad que el cuerpo de los hombre tiene para expandirse en el lado de la cama que acabas de abandonar.

Da igual que la cama sea de matrimonio, de metro y medio o incluso esas tremendas de dos metros que ponen ahora en los hoteles babosos, según te levantas ellos se expanden hasta terminar ocupándolo todo. Habitualmente este efecto viene acompañado por la tendencia a hacer un burruño con las almohadas mientras se agarran a las sábanas como si les fuera la vida en ello, dejándolas hechas una pena por mucho que estuvieran planchadas y almidonadas. Si decides volver y reconquistar tu territorio, emiten sonidos guturales que, increiblemente, todavía no han sido estudiados por ningún filólogo. No obstante, en esto también hay diferencias.

En la fase A de cualquier relación (primeros meses), él termina dándose cuenta de que no estás en la cama y son su amigo del alma, saldrán corriendo a buscarte.

En la fase B (pasada la primera fase de subidón), eres tu la que harta de hacer ruido por toda la casa sin que él se mueva, vuelves a la cama. Normalmente, abrirá acogedoramente el edredón para que entres en la cama y te recibirá con un cariñoso:

- "¡Joder, que pies más fríos tienes!"

En la fase C ya puedes tirar un tabique a martillazos que ni se inmuta.

Total, que son las diez de la mañana, llueve fuera y llevo dos horas pululando por casa mientras FHMP duerme como una marmota. He leído los dominicales de la semana pasada, he puesto la lavadora, me he tomado dos cafés y creo que ya tengo los piés los suficientemente helados como para reconquistar mi territorio.

Buen fin de semana a todos!!!

6 comentarios:

Labegue dijo...

Solucion: Vete a esa tienda tan baratísima que han abierto en plaza, seguro que ya sabes a cuál me refiero. Venden unos calcetines super super super calentitos (nótese el uso de tres super para resaltar lo cálidos que son).

Al menos, así tendrá que buscar alguna frase más original. Quizás te diga: "Acércate un poquito, que tengo los pies muy fríos"

Besotes

Lupita dijo...

je, je,je,je, eso es intentar conquistar algo de terreno ya que en otros ámbitos lo tienen bastante más difícil...

Duncan de Gross dijo...

Jajaja, no sabes lo que me he reido, porque tienes toda la razón!!, jajaja

cristal00k dijo...

¡jajaja!Pues es tal como lo explicas, aunque en mi caso la marmota soy yo. jeje!

katanga dijo...

De 1'80 es mi cama y además tengo un gato al q le encanta dormir a mis pies, así q, como te puedes imaginar, la mayoría de días amanezco en posición fetal en una esquinita, sin posibilidad de estirar ni una pestaña, casi.

Debo decir, sin embargo, q los pies fríos a veces me los aguanta, lo cual, teniendo en cuenta q llevamos 13 años de relación, no deja de ser meritorio.

Maria de Mave dijo...

Puffffffffff, Labegue lo de meterme en la cama con calcetines, la verdad, no lo veo, no lo veo. Y eso que con pijama aún caigo las noches que hace mucho frío, pero con calcetines...

Katanga, a mi eso me pasa cuando cambio a FHMP por la perra. He conseguido que entienda que los tres en la cama no cabemos, pero joer, a la que sale él se sube ella. Total, que esto parece una cama caliente en un piso patera.

Reiros, reiros, pero el que esté libre que tire la primera piedra...

Besos.