martes, 29 de abril de 2008

DESEOS QUE SE TERMINAN POR CUMPLIR

Burritos de Barbenuta en Nochevieja


Confieso, aunque mis amigos ya lo saben, que tengo una tendencia irrefrenable a emparejar a todos los que me rodean. Aunque los últimos meses he aprendido a vivir sola y he estado francamente bien, sigo pensando que en pareja se está mucho mejor. Asi que en últimamente he propiciado una serie de cenas y salidas colectivas a las que he invitado a personas que no se conocían para ver si entre unos y otros se podían llegar a entender.

De todas esas mimbres han salido algunas cestas y estoy segura, aunque ellos lo nieguen que alguna más saldrá. Es cuestión de tiempo que C. se caiga del guindo y mire alrededor para encontrar algo que le convenza definitivamente. Es cuestión de tiempo que E. y G. vuelvan a encontrarse y respecto a P., yo sigo buscando.

Pero claro, una cosa es lo que una quiere y otra lo que las hormonas disponen. Y es que esto del amor es muy raro y buena prueba de ello es que si entras en el mercado dispuesta a encontrar al farmaceútico con gafas aficionado a la ornitología con el que fundar una familia, lo más seguro es que termines liada con el camarero del bar de la esquina que, por supuesto, te va a dar muy mala vida.

Las mujeres fantásticas nos tomamos ayer la tarde de tiendas y terrazas y entre otras cosas hablamos de deseos. Una, está convencida de que el ideal es posible y solo se trata de esperar a que aparezca. Otra, asegura estar cansada de tanto buscar sin haber encontrado nada que merezca la pena. Y la tercera, no esta segura de saber lo que quiere.

Hay una frase por ahi pululando que reza "Ten cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir" y yo cada vez estoy más convencida de que es cierta. Ahora bien, como en esta vida las cosas no pueden ser tan sencillas, he comprobado que los deseos se acaban cumpliendo... pero no exactamente como los habías pensado.
.

2 comentarios:

escarlata dijo...

jajaja, estoy muerta de la risa!!!! Creo que serías una buena psicoterapeuta, lo has pensado María? Lo digo en serio.
Los deseos que más anhelamos son los que más miedo nos dan; quizás porque en el ideal son perfectos y cuando se llevan a la realidad no cumplen con todas nuestras expectativas.
"La vida es aquello que nos va sucediendo mientras nos empeñamos en hacer otros planes". J.Lennon

amparito dijo...

sigue deseando sin miedo
Bsos
Ampa
Pd.- la frase es cierta...