miércoles, 31 de diciembre de 2008

ATENTADO EN EITB


Los hijos de su madre de ETA han volado hace apenas media hora la fachada del nuevo edificio de EITB, la autonómica vasca. Cojonudo. En su línea. Vamos a poner una bomba en un medio de comunicación, la televisión y la radio autonómica vasca que como todo el mundo sabe, son claves en la opresión del pueblo vasco. En el edifico se encuentra además de la EiTB, los periódicos EL MUNDO del País Vasco, 'Deia' y Antena 3. Muy cerca está la sede del Departamento de Hacienda de la Diputación foral de Bizkaia, el Hospital de Basurto, la Escuela de Ingenieros de Bilbao y el estadio San Mamés.

Gilipollas.

La radio televisión autonómica vasca, ETIB fue de las primeras autonómicas en nacer, precisamente en respuesta del hecho diferencial cultural innegable que es el euskera. Desde entonces ha ido creciendo en canales y oferta informativa, con unos índices de audiencia fantásticos y sobre todo con el reconocimiento y el cariño de la audiencia.

De casi toda la audiencia, claro.

Durante algunos meses, en los tiempos más duros de las coacciones a los medios de comunicación, viví con una furgoneta de la Policía Nacional en la puerta de la emisora donde trabajaba. Como periodista, he cubierto un montón de atentados, algunos fallidos, otros, desgraciadamente con víctimas. Y siempre con la misma sensación de rabia e impotencia.

Soy de Jaca, en el norte de la provincia de Huesca y como muchos sabréis, segunda residencia habitual de centenares de vascos. Son también, los valles de alrededor, zona habitual de paso, escondite y movimientos de comandos etarras. Y cada dos por tres, cuando me muevo por la zona, encuentro patrullas de policía nacional realizando esos benditos controles que tantas detenciones han propiciado.

El atentado contra EITB me ha cabreado especialmente. Atentar contra los medios es hacerlo contra el derecho básico de cualquier persona de saber lo que ocurre, de tener información y a través de ella crearse su propia opinión. Pero ya se sabe, la información es peligrosa y tener una opinión propia, un riesgo inasumible para muchos.

4 comentarios:

Rocketon dijo...

Este atentado no es peor ni más grave que cualquier otro. Quizá los retrate de forma más nítida, pero con esta gente no hace falta ningún zoom para saber la cara de ogros que tienen.

cristal00k dijo...

Y es que vosotros, los periodistas, les estorbais de forma especial.
Estoy de acuerdo contigo:
Gilipollas y de cosecha propia: Asesinos.

Asesino, según la RAE:
El que mata a alguien con alevosía y premeditación.
Obsérvese, que no incluye, ningún:
es que... ni motivo

Un beso María.

cuandomequieras dijo...

Pues yo, simplemente, los llamaría hijos de puta. Si me permites la expresión en tu blog, claro.
Un beso libre, María.

cuandomequieras dijo...

Se me ha olvidado, tengo algo para tí... sabes dónde ando. Un beso.