jueves, 11 de diciembre de 2008

COMO SI NUNCA HUBIERAMOS APRENDIDO NADA


A veces pasan cosas raras.
El problema es que habitualmente las ven muchísimo antes los que nos rodean que nosotros mismos, cegados, supongo, por eso que llaman amor.

Si hay un papel difícil en toda esta película de las relaciones personales, este es sin duda el de mejor amiga/o. Mirando los toros desde la barrera, pero con suficiente conocimiento del torero como para prever sus movimientos y al mismo tiempo, dotada de un sexto sentido para saber si el toro saldrá o no bueno. En el fondo importa poco, porque durante un tiempo el torero no ve más allá de sus narices o mejor dicho, de los cuernos de toro. Cuando llega el revolcón o la cornada, ahí está la amiga saltando al ruedo para ayudarnos a recoger los pedazos. Y ella si que no suele fallarnos.

El problema surge cuando a veces, muchas veces últimente me temo, no puedes quedarte en la barrera. Cuando ves que el tipo que ha elegido tu amiga es un jeta que la está chuleando y que le va a dar muy mala vida, cuando piensas que el novio de la otra es un lastre con el que, como no se espabile y le de puerta, va a tener que cargar de por vida o cuando te das cuenta de que el rollo de la tercera sigue mareándola sin saber lo que quiere a pesar de que hace un montón de meses que andan juntos.

Si hablas, mal. Te van a llover hostias seguro, porque ella no ve mas que la parte positiva. Si te callas, mal también, porque al fin y al cabo es tu amiga y te jode ver como se está metiendo en un charco en el que posiblemente termine ahogada. Si lo intentas sutilmente, ella deduce que al pobre le has cogido manía. Y si es él el que se da cuenta, no te preocupes que se lo currará a base de bien para ponerla en tu contra.

Y lo peor de todo es que nos pasamos la vida cambiando de papel. Ahora torero, ahora amiga. Ahora amiga, ahora torero. Y estemos donde estemos seguimos metiendo la pata exactamente igual. Como si nunca hubieramos aprendido nada...

5 comentarios:

cristal00k dijo...

Harto complicadas, son esas situaciones que describes. Mal si hablas y peor si callas... yo soy de las que, por defecto, prefiero arriesgarme y hablar. Pero sólo en caso de amistad "a prueba de novios", que acostumbra a ser la auténtica prueba del nueve de las amigas...
Pero tampoco acostumbra a haber tantas, con las que se pueda hablar y tengas la certeza de que te van escuchar con atención. A lo sumo, tres o cuatro... con el resto, ni mu, salvo que pregunten. A estas alturas, aunque a veces le entren a una ataques de "justicierismo"(perdón por el palabro)he aprendido que en boca cerrada no entran moscas.
I think.
Muy buena entrada María.

Duncan de Gross dijo...

Mmmm, aunque es dificil, yo siempre recomiendo dar un avsio o dos, y más allá no meterme, cada persona de be aprender de su propia experiencia, no de la ajena, así que... Es duro ver como mangonean a un amigo/a, pero sarna con gusto...Buen finde Maria!!

katanga dijo...

Se supone q todo este planteamiento surge pq los primeros avisos ya han sido dados y la amiga ha hecho oídos sordos, así q, por mucho q joda, no queda otra q resignarse a ver cómo la cornean desde la barrera. Entonces, y sólo entonces, podrás saltar al ruedo para ayudarla.

Lupita dijo...

Ayyy, esa situación de buena amiga que ve como otra persona la caga con todas las de la ley o te enteras de algo indebido del chico con el que está...
Son situaciones violentas y muy comprometidas. Yo, por lo general no me meto, pero si es mi gran amiga o amigo... intento valorar la importancia del hecho y al menos, aunque de forma sutil... decirle algo... aunque luego no haga "caso"... y aunque te arriesgues con esa persona pero ¿para que si no están los amigos?
Y si todo falla, bueno... también para eso estamos ¿no?
Al fin y al cabo uno cambia de pareja, rompe con ella, pero con los amigos... es diferente, son lazos más duraderos... quizás también porque la exigencia es distinta ¿no?
Saludos

josman dijo...

complicadísimo asunto; por la parte que me toca solo puedo recordar alguna experiencia positiva al respecto cuando fue el o la amig@ quien tuvo la iniciativa de pedir ayuda o consejo, porque lo que es que uno, motu proprio, se meta en medio de una pareja aun con la mejor intención...como que no suele dar resultado

saludos