martes, 30 de diciembre de 2008

ME CARGA LA NOCHEVIEJA


Me carga la nochevieja. No lo puedo evitar. Me pasa lo mismo con los carnavales, las fiestas de mi pueblo, las cenas de Navidad de empresa y en resumen todas aquellas fechas institucionalizadas en las que por obligación tienes que hacer como que te lo pasas de miedo, beber, trasnochar sin ganas y perder los papeles.

Hace unos años, en aquellas épocas en las que se salía por obligación y había que estirar y estirar la noche por si pasaba algo, mi amiga Pilar, una de las personas con la mente más clara que he conocido nunca, vino a decir algo así: “Estoy hasta las narices de estar en un sitio lleno de humo en el que no me apetece estar, de pagar un huevo porque me pongan botellón, escuchando una música horrorosa y tal alta que no me deja ni hablar, rodeada de borrachos y encima, pasando sueño. Me voy pa´casa.” Y se fue. Y parecerá una chorrada, pero aquello cambió mi percepción de las noches de fiesta.

Ahora, salgo cuando me apetece, hago lo que quiero y cuando me aburro, me voy a casa, dando pie a mi amigo Tir a que me compare con Santa Orosia, cuyos mantos salen a ventilar una sola vez cada año.

Prefiero un cine vacío en sesión de madrugada a una discoteca y si hay que leer, que sea un buen libro y no una lista de cócteles. Que me cobren doce euros por un plato de pasta me parece una tomadura de pelo, pero aún me jode muchísimo más que me claven dos mil pelas por un lambrusco que en el supermercado cuesta doscientas y que en el restaurante no haya otra opción. Estoy hasta el moño de escuchar a Miguel Bosé en los bares y empiezo a sospechar que no es casualidad que un solo gin tonic de bar me provoque una resaca monumental cuando si lo tomo en casa me levanto estupendamente.

Y respeto profundamente a los amantes de la noche más salvaje. Pero a mi, sinceramente, me temo que se me ha pasado la edad.

Feliz nochevieja a los que salgan y también a los que decidan escapar.

10 comentarios:

Lupita dijo...

¿Sabes algo curioso? Que hay muchas personas que piensan igual y aguantan noches interminables por no reconocerlo y que parezca que "son mayores" o algo así.
¡Abajo los borregos!¡Vivan las personas que actúan de forma coherente con su forma de pensar! Y... ¡Feliz entrada de año salgas o no!
Besos María

Duncan de Gross dijo...

Jajaja, aysss, yo ya llevo varias nocheviejas en plan tranqui y relax, ya pasó todo aquello de locales empetados de humo y de gente, de una hora y media para entrar en el W.C (yo voy cada 10 minutos, Lupita te lo puede confirmar)y otra hora para pedir...Tanto Michel como yo también te deseamos un feliz año nuevo, un besote!!

Mónica dijo...

Pienso parecido, me gustó tu blog, maría. Nos vemos y...

¡Feliz año 2009!

Sabías que el 2008 tiene un segundo de más?? Vení que te cuento...

http://cinecuentos.blogspot.com/2008/12/un-segundo-ms-para-el-ltimo-minuto-del.html

Labegue dijo...

A mí me pasa parecido, pero no creo que es que no lo pasemos bien, sino que siempre esperamos más. Parece que tenga que ser el día más feliz del mundo, y al final resulta más coñazo. No hay taxis, hay mucha gente, bebes mal..., vamos. Yo las últimas nocheviejas las he celebrado en casita con los amigos, y oye, como mejor.

Besos y Feliz entrada en el año.

amparito dijo...

No es obligatorio salir, ni beber...pero echar un bailecito yo si lo hecho de menos
La deshinibición de la noche (que no del alchool) sienta muy bien al cuerpo...y al alma.
Feliz año en tu particular y traqui nochevieja
Pasaroslo bien
bsos,
Pili Amparo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ciudadano B dijo...

Comparto la idea principal: Estar dónde estás si te apetece estar... pero estar "pa´na"... tontería.

Borreguismo, consumismo y Boseísmo... tres grandes lacras de nuestra época.

Que cada uno haga lo que le venga en gana, pero nunca por obligación.

Saludos desde una ciudad que no es mía.

Rocketon dijo...

Pues échate un par de cubatas, ya verás que rápido escampa el mal rollo.

Anónimo dijo...

Ademas de lo dicho, censuras los comentarios y los eliminas. Que bicho eres. Me reafirmo en lo eliminado. Eres mala mala mala persona

cuandomequieras dijo...

Yo tampoco salgo ya en Nochevieja, mis noches valen más que unos cubatas de garrafón y treinta pisotones en cada dedo de los pies. Y ésta última ha sido de lo más tranquila...
Beso grande, grande.