miércoles, 17 de diciembre de 2008

QUE SE PASAN LA VIDA ESPERANDO



Mas allá de los tópicos de borrachera, polvo extraconyugal y ridículo delante del jefe, si es cierto que las fiestas de navidad de empresa sirven entre otras cosas para constatar lo que desde hacía tiempo comenzaba a olerse en el día a día.

Acabo de volver de la mía, que este año no ha estado mal del todo, y entre copa y copa me ha dado tiempo a ratificar lo peculiar de una relación que hace algunas semanas vengo observando. El es un chaval francamente guapo, de poco más de metro sesenta que rondará los 26 o 27 años. Ella, algo más joven, le saca al menos 15 centímetros. Ella le mira arrobada y él, como si de una madre se tratara, se deja cuidar. No creo que nunca hayan tenido nada físico y posiblemente él ni se plantee esa posibilidad, pero de vez en cuando los encuentro sentados en alguno de los sofás de los pasillos o en la máquina de café y solo hay que ver como ella le mira para entender hasta que punto está loca por él.

Luego he recordado que en realidad conozco varios casos así. Mujeres perdidamente enamoradas de hombres que solo son capaces de verlas como amigas. Ellas les hacen reir, les acompañan cuando están solos y les consuelan tras un mal día, pero cuando vuelven a casa son otras las que los siguen hasta la cama. Son eternas amigas, mujeres que se pasan la vida esperando que él se de cuenta sin pensar que quizá no quiera despertar, que esa relación es cómoda, agradable y no le pide ni un esfuerzo de más. Supongo que en el caso de los hombres es igual. Seguro que todos conocemos el eterno amigo-enamorado que sufre en silencio mientras ejerce de paño de lágrimas de las decepciones que ella acumula.

Siempre he pensado (quizá porque mi experiencia siempre ha sido así) que cuando conoces a un hombre no hace falta demasiado tiempo para saber lo que esa relación va a dar de sí. Puedes equivocarte, claro, y a las pruebas me remito, pero como punto de partida sueles saber si este podría convertirse en un buen amigo, si aquel no te interesa para nada y si el tercero va a ser algo en tu vida porque tiene un punto que te atrae aunque lo quieras evitar. Partes de algún sitio, sabes hacia dónde vas. Quizá por esta percepción suelo desconfiar de esas relaciones en las que de repente, amigos de siempre descubren estar perdidamente enamorados...

¿Creen de veras estas mujeres que esperan eternamente que ellos reaccionarán? ¿Son conscientes ellos de que es amor lo que inspiran y no amistad? ¿Por qué ellas suelen repetir el modelo constantemente?...

Y sin embargo tengo la sensación de que mientras es dificilísimo que cualquiera de estas mujeres que esperan consigan un final de cuento, este final felíz si se da en el caso de muchos hombres que a base de paciencia consiguen conquistar por fin un continente, casi siempre devastado por batallas anteriores y ajenas. Pensandolo bien, podría hacer una lista de ambos casos aquí, ahora mismo. Lo malo es que muchos de ellos y ellas leen el blog y estoy segura de que a ninguno le gustaría reconocerse.

13 comentarios:

Alhuerto dijo...

Posi... quien no ha pasado por una situación asi.
Parece una amistad, pero luego hay algo más. O bien notas que la otra persona se vuelca en exceso, te pide más tiempo y te busca, o bien eres tu el que te encuentras buscándola a ella, pidiéndole hora cada día para veros, o añorandola cada vez que te despides.
Luego si viene el roce es peor.

Quizás no es tan solo la espera por que el otro de un paso más hacía ti... sino el miedo de que para desenamorarte de esa persona tengas que desaparecer de su vida, y lo que quieres al menos es mantener esa relación actual.
Solo una amistad.

Siempre hay quien dice que eso es imposible.
Yo no lo creo del todo, hombre y mujer pueden tener una amistad fuerte sin nada más... siempre que no ocurra lo antes descrito, entonces es un infierno mezclado con el cielo.

Lilyth dijo...

Yo me reconocí, así en seguida, lastimosamente se de que hablas, aunque espero disimular un poco la mirada de eterna enamorada, soy la amiga todo terreno a la que llaman para cualquier tipo de actividad menos las amorosas, y sinceramente a veces pienso en hacer una tipo de huelga para que de una vez por todas deje de ser el comodin!

;) He dicho!

Indo dijo...

el amor no nos lleva nada más que a hacer idioteces. cuando las hacemos parecen cosas monas,, pero visto desde fuera esos ojos tiernos parecen un poco ridiculos.
en fin, estoy hoy poco sentimental, y yo también tengo esa percepción de si la relación puede llevar a algo o no. sin embargo mi afán por equivocarme no me permite hacer las cosas bien a la primera.
muy buena entrada, por cierto.

Anónimo dijo...

Querida María, excepto tu y tu FHMP, "Nobody is perfect". Es tan aburrido además!!!.

Anónimo dijo...

No has pensado que tal vez ella hable con él de otro, que es del que verdaderamente está enamorada...

Anónimo dijo...

Querida Ana,
seguramente desde el rincón en el que te encuentras es mas fácil imaginarte las cosas que averiguarlas pero ten cuidado a la hora de hablar de personas tan fácilmente reconocibles. Aquí en la ciudad somos mas educados.
Y cuando quieras te vuelves a las montanes.
Siempre desde el respeto...
Un amigo.

Anónimo dijo...

Bueno y que? hay gente a la que nos gusta sentir amor o cariño por alguien ,sin esperar nada a cambio, solo porque eso hace que nos sintamos bien, cuando uno esta lleno de ese sentimiento el mundo se ve de otra manera, asi que el objeto de nuestra "adoracion" ya hace bastante por nosotros aunque no tenga ni idea del tema

Anónimo dijo...

Pues yo pienso, que el problema es que te jode, y que ella se lo ha follado

Anónimo dijo...

a mi lo unico que me jode es no tener un rato en el que pueda estar con el, que el que se folle a medio pueblo o el que este enamorado de otra me la trae al fresco,no soy celosa ni lo quiero para formar una familia, solo que me atrae poderosamente y me gustaria pasar mas tiempo con el

Anónimo dijo...

Más bien mide un metro setenta

Anónimo dijo...

¿?

Anónimo dijo...

es la medida perfecta,como todo él

Anónimo dijo...

querido interlocutor anónimo: he releido el tema y me parece que te confundes de persona,el comentario de "bueno y que? " no respondia al inmediato anterior, a mí no se me conoce por estos lares.
Si te digo esto es porque no quiero que nadie mire a nadie con cara de pena sin ningún motivo.
Y sí, el que a mí me gusta mide uno setenta,creo, y en relación a este tema de los amorios no corrrespondidos ,no es fantástico no llegar a conocer los pequeños defectos que a veces nos sacan de quicio?es una ventaja a tener en cuenta.
bueno, si no crees que no soy quien crees que soy puedo crear una cuenta de messenger solo para ti, hablar por ahí y no colgarle el sambenito a quien no es
jajaj! vaya rollo eh!