lunes, 5 de mayo de 2008

EL INFIERNO DE LAS CUÑADAS RENCOROSAS

Sostiene FHMP que si no rectifico, tengo todas las papeletas para terminar mis días condenada en el infierno. Dice que por aquello de las fobias personales, mi infierno sería una especie de enorme Corte Inglés, plagado de pasillos despistadores, dependientas preguntonas y vestidos de maruja con estampados de flores. En mi infierno habría también departamentos, de manera que por temporadas tendría que pasar por el Infierno de las Cuñadas Rencorosas (P. querida, en este nos encontraremos, jajaja), el de los Jefes Psicópatas o el de los Amantes Torpes.

Ante esta perspectiva, no me queda más remedio que rectificar y reconocer públicamente que:

EL HOTEL DE FOIX NO ESTABA MAL.

Bueno, ya que nos ponemos, no solo voy a librarme del infierno sino que estoy dispuesta a ganarme el cielo.

EL HOTEL DE FOIX ESTABA FRANCAMENTE BIEN.

Y he aquí la prueba:
.


Si, soy yo. Sonriendo tan contenta incluso antes de desayunar, incluso sabiendo que me esperaba una jornada matadora de subir y bajar riscos en busca de castillos y en resumen, encantada de la vida en la terraza de la habitación que daba al lago donde nadaban tan contentos los puñeteros patitos que nos habían despertado a las siete de la mañana.

Y dado que tras colgar la foto y reconocer públicamente que fui una bocazas, ya me he redimido, os contaré que una de las noches, en el romántico restaurante del hotel, con piano, velitas y vistas al lago, FHMP se zampó tan contento un guiso de confit sin pensar que la pata en cuestión podría ser de un familiar del patito que desconsolado, nos miraba a través del cristal. Por cierto, que caiga sobre su conciencia, porque él no lo sabe, pero este, justo este, era el único patito mudo de todo el lago.


PD. Por cierto, el viaje por los castillos cátaros fantástico. Hay un spin off blogguero en ciernes dedicado solo a los viajes, pero dadnos un poco de tiempo, que a estas horas ando aún recuperándome de las agujetas.

3 comentarios:

amparito dijo...

me alegra ver q te unes al club de los hedonistas (pero con sencillez) q encuentran lujo solamente en vivir y disfrutar (y se te ve muy disfrutadora... al carajo con los patitos... y lo dice una ex-vegetariana)
Bsos, todos los posibles
Ampa
Pd.-No veas la de humo que te ahorraste de tragar el viernes...

Anónimo dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhh, el hedonismo!!!!
Choca, no? Dedicarse a disfrutar de los placeres de la vida precisamente en un viaje que recorre los lugares donde fueron exterminados los Hombre Buenos, aquellos que renunciaron a todo por una fe pura...

Anónimo dijo...

Asi se hace. ¡¡¡Profiter le moment!!! como dirían esos vecinos nuestros tan sabios y modernos. Por lo que veo disfrutaste tanto como yo visitando la región de los Cátaros. Espero que no te perdieras Albi y, ya más alejada, l'Abbaye de Fontfroide.