viernes, 9 de mayo de 2008

¿SERES HUMANOS?

Fernando Botero

Con la prensa sobre la mesa, debato con Bender sobre el derecho a la defensa y a un juicio justo en casos como el del monstruo de Austria. Me cuenta algo que yo no sabía, y es que mientras nosotros los periodistas podemos acogernos a la Claúsula de Conciencia, un derecho regulado por ley orgánica, para ellos, los abogados, pesa más el derecho fundamental de toda persona a una defensa y juicio justo.

Mientras intento imaginar el estómago que tiene que tener el abogado que en estos momentos prepare la defensa del monstruo que hoy ha declarado por primera vez ante el juez, me topo en la prensa con otra historia terrible. La de una chica de 28 años de la Republica Checa que durante 7, ha sido mantenida como esclava sexual y obligada a prostituirse en Barcelona. La chica, con una minusvalía psíquica profunda, tiene una edad mental de seis años y declaró ante la policía que su madre, en su país de origen, la dedicaba a lo mismo. Fue raptada y traída a Barcelona por un proxeneta que la mantenia vigilada 24 horas al día por una anciana de la que solo se separaba para realizar "los servicios". Ayer, escapó de la casa de acogida en la que la polícia la había puesto a salvo y ha vuelto al piso de sus explotadores. Los considera sus amigos. No conoce otra cosa. Tampoco los hijos de Elisabeth conocen más que un agujero de poco más de metro y medio de altura sin luz, en el que un hombre entraba habitualmente con comida y amenazas.

Y esto pasa aqui. En Austria, en Barcelona, en este primer mundo en que todas nuestras necesidades están más que cubiertas. Un mundo en el que no pasamos frio, ni hambre. Un mundo en el que elegimos incluso a quien queremos amar.

¿Que vida les espera a Elisabeth y a sus hijos, los que crecieron dentro, que no conocen otra cosa y los que crecieron fuera, que ahora saben de donde vienen? ¿Que vida le espera a esta chica que cree que dejar que una media de doce hombres abusen de ella a diario por 20 euros es "lo normal"?

Pero sobre todo, ¿Que pasa en la cabeza de esos vecinos que no vieron nada raro? ¿Que pasa por la cabeza de esos hombres que pagan por tener sexo con una chica que obviamente tiene un retraso mental profundo? ¿En que se basa el juez que devuelve la patria potestad a un padre que abusó de sus hijas hasta el punto de que una de ellas, incapaz de soportarlo más se suicidó arrojándose al metro de Madrid?


http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/09/barcelona/1210315279.html

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/hombre/abuso/hijas/recuperara/patria/potestad/elpepisoc/20080509elpepisoc_4/Tes

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/09/barcelona/1210335012.html
.
.

7 comentarios:

Lilyth dijo...

Me quedo sin palabras María, estas situaciones no tienen nombre, como dices, no solo por quienes lo hacen, si no por aquellos que desde el silencio lo permiten.

Bender dijo...

Querida Maria: el estado democrático moderno se configura en torno a la persona y como tal le confiere una serie de derechos, consagrados en su día –y ahora con más necesidad de reclamar su vigencia que nunca- como fundamentales. Entre dichos derechos se reconoció la vida, la integridad física, la libertad, el pensamiento y opinión, la reunión, etc.

Pues bien, que sería de todos esos derechos –y de esa sociedad democrática, en suma- si no hubiera capacidad de impetrarlos, reclamarlos, accionarlos o exigirlos, es decir, si no hubiera capacidad de defenderse ante la propia actuación de nuestros gobiernos o conciudadanos. Caeríamos en manos de la arbitrariedad y se convertirían en papel mojado.

De este modo, se planteó como necesidad absoluta la garantía del ejercicio de los derechos, la cual se consigue a través de la justicia y del propio derecho a la defensa, consagrado a igual nivel fundamental que el resto, puesto que de no ser así, éste derecho podría ser igualmente privado o minorado y por esa falsa puerta colarse todas las injusticias e inquidades hacia el resto de los derechos (véase en este sentido la Sección I del Capítulo II del Título I de nuestra Constitución, artículos 15, 24 y 25).

Piensa en Guantánamo, en la Alemania Nazi, en el Estalinismo, en el Franquismo, en Chile o Argentina, por poner tan sólo unos ejemplos.

Pero es más, la garantía de la defensa, además de ser garantía para el imputado/acusado de la comisión del delito, lo es del propio estado de derecho, al asegurar la corrección y justicia de su actuación y de la sentencia que venga a dictarse, la justicia de la privación legal y ordenada al condenado de parte de esos derechos consagrados, tras un procedimiento garantista y en base a unos hechos legalmente tipificados como inicuos con anterioridad a la comisión de los mismos.

Es ese derecho a la defensa el que garantiza que a ese bastardo no lo mandemos a Guantánamo, a Auswich o lo tiremos de un avión sobre el océano, lo que a la vez impide que nos pongamos a su altura a la hora de reprochar su conducta.

Es además ese carácter de fundamental y la necesariedad del derecho de defensa lo que implica la irrenunciabilidad del ejercicio, en cuanto a los abogados del turno de oficio, con exclusión de las claúsulas de conciencia, con menor protección de rango constitucional.

amparito dijo...

Odio el linchamiento social con q a veces tratamos estos casos.
Pero me encanta las reflexiones que haces en torno a la responsabilidad compartida.
La sociedad la componemos entre muchas individualidades. No miremos para otro lado y asumamos cada uno nuestra parte de responsabilidad. No castigando de un modo inhumano a "los culpables" (inocentes hasta q no se demuestre lo contrario y no al reves) sino precisamente siendo humanos con ellos.
La realidad tiende a superar a la fantasía. Recuedo un libro "Flores en el Atico" (creo q luego fue una trilogía) en la que hablaba en primera persona una niña a la que habían encerrado en el ático (junto con sus hermanos)sus propios abuelos y madre por una conveniencia social... muy fuerte pero si cabe en la imaginación cabe en el mundo.
Muy deacuerdo con Bender y Lilyth, Estas situaciones sí tienen nombre: Injusticia. No las permitamos.

amparito dijo...

Ah! Y en cuanto a la prostitución yo estoy harta de intentar sacarlo a la luz (en foros de la mujer, etc.) y siempre se acaba mirando para otro lado.
A ver, entiendase, no tengo nada en contra de las/los trabajadoras/es del sexo. Pero siempre que ejerzan voluntariamente. Y en ese voluntariamente entiendo que no sea el único mundo q conozcan.

Rocketon dijo...

Hacer reflexiones genéricas sobre actos u actuaciones concretas es demasiado arriesgado, máxime cuando esas actuaciones se alejan tantísimo de la norma. Casos de estos va a haber siempre, independientemente del ordenamiento jurídico que nos demos, por cierto garantista donde los haya, lo cual no es intrínsecamente bueno ni positivo, ni mucho menos se arreglan con la educación. Lo que pasa es que cuando visualizamos comportamientos tan desviados como el de este hombre, de alguna manera salen a colación los miedos que todos tenemos.... el ogro en casa, a nuestro lado, desde luego no es tranquilizador.
Sinceramente creo que la finalidad de publicitar tan excesivamente actos patólogicos como éste va intímamente relacionado con el carácter sedante de los medios de comunicación y con la tranquilidad que esta anestesia informativa genera en el grueso de la sociedad.
Dentro de dos días, cuando ya nada salga en antena sobre este tipo, dormiremos igual de tranquilos y al tercer día volveremos a despertarnos con otro caso similar, porque esta sociedad, cualquier sociedad, siempre va a albergar en su seno pequeñas y grandes encarnaciones del mal, siempre y vale más que lo asumamos. Yo, por mi curro, he visto de todo y mi capacidad de sorpresa cada día es menor.
Ni siquiera el socialismo cambiaría esto.

Dra. Megu dijo...

Estoy de acuerdo contigo, realmente es un abuso, un atropello a la simple humanidad, al simple derecho de ser, lo que cometen estas personas al privarlos de su propia libertad. No puedo imaginar una situacion peor que estar encerrada bajo tu propia casa, esperando -temiendo- el momento en que tu padre baje a violarte otra vez...

Dejo mi humilde comentario porqe me ha gustado mucho tu blog, espero no sea molestia.

Saludos.

Maria de Mave dijo...

Queridos, todos

gracias por vuestros comentarios con los que estoy completamente de acuerdo, incluso con la visión que Rocketón tiene de los medios y su labor sedante que seguro, daría para algún otro post interesante.

Y dra. megu, esta es tu casa. Adelante. Estamos encantados de tenerte aqui.