jueves, 22 de mayo de 2008

INDIANA JONES

.
Mañana vamos al cine a ver el regreso de Indiana Jones. Si, se lo que estais pensando. Pero se la debo. Hace un par de semanas, yo disfrutaba como una loca llorando con "La boda de Tuya" mientras él hacía esfuerzos por no bostezar.

Cuando uno empieza una historia, las "negociaciones conyugales" son extraordinariamente sutiles. Estás en el punto en que todo te parece bien y si hay que pasar la noche del sábado en casa viendo el fútbol o pegarte el madrugón para ir a buscar setas al Moncayo, te vas encantada de la vida porque sabes que el viaje, sea a un campo a otro, merecerá la pena.

Pero el tiempo pasa y llega un momento en que según sea el partido, el fútbol empieza a interesarle más que tu y aunque te pongas extremadamente babosa en el minuto 37 de la primera parte, las piernas de los futbolistas son las únicas que mira. Se te quita de encima con la excusa de que nos jugamos la UEFA. De acuerdo, piensas, jugaremos la prórroga. Y la prórroga se juega.

Meses después, ya no es solo la UEFA, sino la Copa, los Play offs de ascenso y si me apuras hasta el entrenamiento del filial. El echa horas sin talento delante de la tele o en el bar de abajo, mientras tu empiezas a quedar con las amigas como hacías antes. Y descubres que hay vida más allá de un amistoso muy de vez en cuando.

La historia todos sabemos como termina. Un dia, conoces a un tipo que te jura que pasa del fútbol y decides dejar a Manolo definitivamente con la tele en casa. Y vuelta a empezar. Y esta vez no es fútbol, sino baloncesto, hip hop o filatelia, que lo mismo da. Pero tu ya has aprendido y sabes que si no puedes contra el enemigo, mejor unirte a él.

Asi que mañana me voy al cine. A ver Indiana Jones. Eso si, me queda el consuelo de que aunque lo cuente, nadie que me conozca va a creerlo.
.

4 comentarios:

Bender dijo...

Querida: Recuerda que tus afirmaciones categóricas ya te han obligado a recapacitar, hacer acto de cotrición y reconocer públicamente tu error, asumiendo como penitencia el público desagravio. No te vaya a ocurrir de nuevo.

Lilyth dijo...

Un favor? podrías decirme a ojo de buen cubero la edad promedio del público que asista a la función a la que vayas? es una tontería, pero todos tenemos maneras de perder el tiempo, lo mio son las estadísticas absurdas ajajaja
gracias de antemano ;)

amparito dijo...

Recuerdas un poema del libanés Kharil Gibran "...amaos uno a otro pero no dejeis que el amor sea atadura/Dejad, más bien, que haya un mar meciendose entre las playas de vuestras almas/llenaos mutuamente las copas pero no bebais de una sola copa/Conservar cada uno vuestra soledad..."

Aprovecha y disfruta del científico-aventurero. Igual te ries y todo. Aunque yo de Indiana recuerdo a todo el cine partido (cuando después de una muestra de un "enemigo" con el sable, él saca la pistola y lo mata sin más) y yo me decía ¿donde está la gracia?

Maria de Mave dijo...

Querido, si la peli me gusta y no me duermo, prometo solemnemente no solo tragarme mis palabras, sino empujarlas con el mejor vino que encontremos en el lugar donde quieras que te invite a cenar.

Lilyth, no hace falta ni ir para adelantar el dato. Mayoría de hombres de entre 30 y 40 años. Pero lo confirmaré esta noche. Besos.

Querida Amparito, gracias por el consejo, pero la peli no me preocupa. Arrastro tanto sueño en esta semana tan cafre de trabajo que estoy teniendo, que dormirme en el cine casi casi sería un placer. Ah, y desde luego no sería mi primera siesta en una sala.